La Medicina Ancestral



Nuestro camino en la medicina ancestral


En este texto vamos a compartir nuestro entendimiento personal con más de 10 años de experiencia como practicantes y aprendices de medicina ancestral en diferentes contextos y comunidades. Los caminos para aprender y compartir estas medicinas son variados, no existe una verdad absoluta más que él respeto y el conocimiento que debemos tener con las diferentes medicinas y prácticas de los pueblos.

Nuestro camino personal comienza en Chile por el año 2010 con la medicina de los Hongos, San Pedro y Ayahuasca, en 2014 viajamos por América del Sur siguiendo el conocimiento ancestral, visitando lugares mágicos y sitios sagrados hasta llegar a Ecuador, donde finalmente nos instalamos a vivir en Cuenca y estos últimos 8 años hemos sido parte de diferentes comunidades kishwa amazónicas donde hemos refinado nuestros conocimientos sobre medicina ancestral y donde hemos hecho familia generando un intercambio de conocimientos muy enriquecedor.

En Ecuador la medicina ancestral es legal y protegida por la constitución, para la práctica nos capacitamos constantemente por medios reconocidos por el Ministerio de Salud del Ecuador mediante los cuales vamos sumando horas de capacitación.

Por otro lado, nuestro trabajo con medicina ancestral es reconocido por las comunidades con las que trabajamos y solemos visitar colaborando en sus proyectos de desarrollo turístico y cultural, llevando gente desde la ciudad para conectar con las medicinas y saberes ancestrales en su contexto nativo, para aprender el respeto y cuidado de las tradiciones.

Ceremonias terapéuticas de plantas maestras

Las ceremonias, rituales o sanaciones con “plantas maestras” son prácticas que tienen miles de años entre las diferentes culturas andinas y amazónicas, en nuestra visión a pesar de entender las diferencias químicas, culturales y energéticas de cada una de ellas, pensamos que son idénticas en propósito; sanar, armonizar y reconectar a las personas a la espiritualidad.

Tradicionalmente en la selva amazónica tenemos la medicina de Ayahuasca de energía femenina, obtenida de la fusión de 2 o más plantas milenaria con propiedades espirituales y físicas entendida esencialmente como un desintoxicante físico, mental y espiritual, con propiedades anti depresivas, anti estrés y capaz de sanar nuestras emociones y experiencias traumáticas.

Por otro lado está la medicina de los pueblos andinos llamada Wachuma, Agua Colla o San Pedro, que se obtiene de la preparación del místico cactus. El espíritu de esta medicina se identifica con el de un sabio maestro al que llamamos “abuelito” quien nos da claridad en nuestra mente, nos ayuda a conectar nuestro corazón para sanar nuestras experiencias, relaciones y tener una visión de la vida alegre y llena de fuerza.

Rituales y forma de sanación

Existen muchas formas de compartir las medicinas ancestrales, desde hacerlo de forma libre y sin guía hasta los diferentes tipos de rituales según la cultura que lo practique.

Son muy diversas las visiones, entendimientos y prácticas diferentes con las plantas sagradas, por eso considera esta información solo una visión basada en la experiencia que hemos tenido personalmente en este camino.

En nuestro caso hacemos “Ceremonias Terapéuticas con plantas maestras enmarcándonos dentro de la “interculturalidad” donde se comparten saberes y visiones ancestrales y culturales de la planta sagrada.

El contexto terapéutico de la ceremonia se da por el cuidado del espacio y la seguridad de los participantes, el ritual se acompaña con música, rezos y cantos. Otro aspecto importante es la dosificación de las medicinas, se trabaja con 3 o 4 tomas por ceremonia, donde se busca que la conexión sea en armonía y de forma progresiva, así, en una ceremonia terapéutica no se pierde la conciencia y estas en todo momento en control y en un profundo estado de reflexión y meditación, donde el objetivo es encontrar entendimiento, paz y armonía en uno mismo.

En este contexto ceremonial tomamos medicina para sanar emocional y espiritualmente, para mejorar nuestras relaciones con la madre naturaleza, con nosotros mismos, nuestras familias y nuestro entorno completo, volver a conectarnos para recordar que somos parte de todo y que podemos tener una mejor vida.

Las ceremonias de medicina de medicina ancestral son jornadas hermosas de música, silencio, descanso y sanación que vale la pena experimentar.

Sobre los efectos de las plantas maestras

El ritual de medicina de Ayahuasca dura unas 6hrs aproximadamente y se hace comúnmente de noche, el ritual de San Pedro dura entre 8 y 12hrs y se hace de noche o de mañana en diferentes lugares y contextos sagrados.

Sobre los efectos son completamente subjetivos, cada persona experimenta cosas diferentes independiente de la planta que se tome, algunas personas tienen mareos, tiritones, calor, frio, etc.

Se recomienda no tener expectativas sobre la toma de medicina, porque puede suceder que la persona no sienta nada, se duerma, experimente efectos físicos o incluso que tenga experiencias espirituales profundas con visiones, conexiones con seres queridos que partieron y sanación de experiencias pasadas.

El camino de la medicina es muy personal y subjetivo, todos experimentamos sensaciones y aprendizajes diferentes, el tiempo y la práctica nos va enseñando como sanar nosotros mismo y como obtener mayores beneficios de la medicina.

Beneficios

Entre los beneficios que podemos experimentar están la relajación profunda, el efecto antidepresivo y vigorizante,  la desintoxicación del sistema digestivo y nervioso a través de las diferentes formas de “purga” con las que se limpia nuestro sistema energético y físico.

Muchas veces la medicina nos ayuda a hacer procesos de sanación emocional, espiritual y físicos de todo tipo, siempre depende de nuestro propósito y la intención que tengamos de mejorar las cosas, la plantas sagradas están para AYUDARNOS A SANAR….pero el que se sana ERES TU MISMO.

Recomendaciones y contra-indicaciones

Las plantas maestras NO SON DROGAS por lo tanto si vienes buscando cualquier tipo de “alucinación espiritual” o si piensas que eres canalizador, medium o que tienes alguna “habilidad especial” esta forma de compartir medicinas no es para ti y te va a desilusionar, la magia esta en “SANAR” no en ALUCINAR.

Se recomienda asistir a las ceremonias en ayunas, ojalá sin comer unas 6 horas antes, los 3 dias previos se recomienda tomar mucha agua, bajar el consumo de sal, azúcar, grasas y frituras. Eliminar el consumo de drogas, tabaco y alcohol.

No recomendado para personas con problemas cardiacos crónicos, hipertensos NO CONTROLADOS, personas con antecedentes de esquizofrenia o bipolaridad y epilepsia.
Si usted toma medicamento para la depresión u otra condición es su responsabilidad consultar y avisar a los guías de ceremonia previamente.

Regresar al blog